Residuos
Medioambiente

¿Cómo puedo empezar una vida con menos residuos?

Seguramente ya has escuchado o leído sobre la crisis climática y muchas personas tenemos ganas de empezar a generar menos residuos, pero ¿por donde partir?. Aquí una explicación de las «3R» y las nuevas llamadas «7R»

No es desconocido que el planeta está cambiando, debido a la gran contaminación que generan las empresas, además de nosotros individualmente: cada persona genera más de un kilo y medio de residuos al día. Estamos en una crisis ambiental muy grave en donde, lamentablemente, no todas las personas y, más grave aún, los gobiernos le ponen la atención suficiente.

Pero como siempre y en todo ámbito, hay personas que cada día quieren hacer algo por nuestro planeta, por diferentes motivos, ya sea para dejarles a sus hijos un mejor lugar donde vivir, por política, por voluntad, por conciencia, etc

Sea cual sea el motivo, lo que importa son las ganas de ayudar a generar menos residuos, sin embargo, y al igual que las dietas, lo difícil es empezar, ya que unos se pregunta: ¿Qué puedo hacer para ayudar al planeta si soy solo una persona frente a millones que contaminan?

Bueno esa persona, sumada a otra persona de otra ciudad, más otra de otro país y así, se van ayudando desde lejos y van contagiando las ganas de hacer un cambio, por más mínimo que sea.

Residuos

El primer paso, que yo considero el más importante, es informarse, ya que, si uno quiere ayudar, lo quiere hacer bien ¿cierto?. En ese sentido, yo considero fácil de entender y empezar a poner en práctica las llamadas 3R: Reducir, Reutilizar y Reciclar.

Aparte de ellas, en este último tiempo se ha estado hablando de las 7R, que incluyen las 3R, pero se adicionan otras, para reducir al máximo el impacto que uno genera. Estas 7R son:

  • Rechazar: Antes de comprar algo, pregúntate si de verdad lo necesitas, si es 100% necesario para tu vida.
  • Reducir: Haz que tu consumo sea menos, tanto en agua, luz, ropa, artículos de un solo uso, etc
  • Reparar: No llegues y tires a la basura una ropa rota o con un agujero, repara tu prenda y dale una segunda vida.
  • Reutilizar: Hazte de productos que puedas reutilizar, evita los desechables, existen muchas opciones ahora de vasos, bombillas (pitillos), cubiertos, etc. Si tienes plásticos, ve si le puedes dar una segunda utilidad antes de reciclar.
  • Reciclar: Si de plano ya no puedes o quieres reutilizar, no lo elimines en la basura, busca un punto verde en tu ciudad y recicla.
  • Reincorporar: Prueba, por ejemplo, con una compostera, que tus residuos orgánicos no se pierdan, si no que se reincorporen a la tierra de donde vienen.
  • Resistir: Verás que al no comprar productos que realmente no uses, te sentirás mejor contigo mismo y todo esfuerzo valdrá la pena.

Con simples gestos, ya estás disminuyendo tus residuos, ayudando al planeta y te sentirás muy bien al finalizar un día.

Puedes empezar por ejemplo, llevando tus propios cubiertos desde casa para todos lados, así no necesitarás utilizar los plásticos que dan en la comida rápida y no es necesario tener dinero de inmediato para comprar de bambú u otro material reutilizable.

Otra idea es llevar un pote (tupper) desde tu casa, por si vas a un restaurante y no te comes todo, guardes en ella tus sobras y no en los potes que generalmente entregan en lo locales que no son reciclables.

Residuos

Con esos pequeños, pero importantes cambios, disminuirás considerablemente tus residuos, ayudarás mucho al planeta y, puede que tus amigos o la gente que esté observando se contagien de estas ganas de aportar en algo y te sentirás muy bien contigo mismo.

Comparte este contenido en:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *