Punta arenas
mis-viajes

Punta Arenas

Mi viaje a Punta Arenas fue, en un principio, como parada solo para después seguir a las Torres del Paine. Para más información de mi intento fallido a las Torres del Paine pincha aquí.

Bueno el pasaje hacia Punta Arenas lo compramos un mes y medio antes, costó 60.000 ida y vuelta cada uno. Tengo la gran fortuna de tener a un primo viviendo allá con su esposa por lo que ellos nos alojaron los días que estuvimos en Punta Arenas.

El vuelo salía a las 2 am del día 12 de noviembre, son 3 horas de vuelo y mi primo nos estaba esperando (gracias!!). Nos llevó hasta su casa, tomamos desayuno y dormimos hasta el medio día jejeje.

Después de su trabajo a las 3 pm más o menos, almorzamos y salimos a recorrer Punta Arenas en su auto los 4. La primera parada fue el Mirador Cerro de la Cruz, en donde se ve parte de la ciudad y el mar. Muy lindo y tranquilo el lugar.

Mirador de la cruz
Mirador Cerro de la Cruz

Luego fuimos a la Plaza de Armas de Punta Arenas, creo que es la plaza más bella de Chile, al menos de las que he conocido. Me encanta que tenga mucho verde, árboles y plantas, en Santiago ya no quedan plazas así, son puro cemento.

En el centro de la plaza hay un monumento de Hernando de Magallanes, en la que se encuentra el famoso Indio que se dice que si uno le besa el pie vuelve a Punta Arenas en algún futuro. Yo no lo hice (que asco), pero se nota que la gente al menos la toca ya que el pie tiene color distinto a la escultura en general.

Monumento Punta Arenas
Monumento donde se encuentra el Indio de la leyenda. Con «adornos» debido a la crisis social de Chile de esos días (18 de Octubre)

Después fuimos a la Costanera, en donde se encuentran las letras gigante de Punta Arenas, es muy bella y tranquila. La siguiente parada fue el Cementerio de Punta Arenas que es un lugar muy típico para los turistas debido a la forma y cantidad de sus árboles y los mausoleos que posee. Cerca de ahí se encuentra la escultura de El Ovejero.

El Obejero
Escultura de El Ovejero

Luego fuimos al Parque Andino, subimos un poco la cuesta y tuvimos una bella vista. Finalmente fuimos a conocer el humedal de Punta Arenas, una reserva protegida que la divide la carretera, pero en la que se pueden ver distintos tipos de aves.

Al otro día compramos lo que faltaban para las Torres del Paine (que era el plan inicial, aquí detalles de nuestra triste travesía) y tomamos bus a las 4 pm hacia Puerto Natales.

Después que pasó todo lo malo y recorrimos Puerto Natales y El Calafate, retornamos a Punta Arenas el día martes 19 de noviembre a las 8 pm. Cenamos y nos dormimos como unos bebés luego de un largo viaje de 7 horas desde El Calafate a Puerto Natales y 3 horas más hasta Punta Arenas.

Al otro día nos quedamos en la casa de mi primo y su esposa, nos dedicamos a lavar lo sucio y a secar lo mojado que trajimos desde El Calafate, por lo que ese día fue tranquilo.

El día jueves salimos a las 12 más o menos de la casa a recorrer por nuestra cuenta. Punta Arenas es muy grande, por lo que caminamos mucho. La primera parada que quisimos hacer fue un Museo Naval, pero costaba 5.000 pesos la entrada y con lo gastado en El Calafate ya no nos quedaba mucho dinero. Desde la casa hasta el Museo caminamos una hora y media.

Nos devolvimos en dirección al Centro de Punta Arenas y vimos que para llegar teníamos que caminar 2 horas más, por lo que tomamos un colectivo que costó 500 pesos, (las micros cuestan 330 pesos). Buscamos el Mercado Central el cual se encuentra de camino hacia la costanera. Es muy pequeño para ser un mercado, pero tiene puestos para comprar mariscos, pescados, tiene artesanías y locales para almorzar, los precios variaban entre los 6.000 y 8.000 pesos los platos de fondo.

Selknam
En toda la zona de Magallanes, se pueden ver distintas esculturas o murales del pueblo casi extinto de los Selknam.

Fuimos nuevamente hasta la Costanera, descansamos un rato y reposamos la comida. Comenzamos a buscar una pastelería que nos habían dicho que era muy rica, lo que no sabíamos era el precio. La pastelería se llama Inmigrante y queda en la calle Quillota 599. Solo el pastel cuesta 4.500 pesos más o menos (un trozo contundente). Después de comer y pagar (si dolió el bolsillo), finalmente regresamos a la casa.

pastelería punta arenas
Chocolate caliente con pastel de merengue frutilla en pastelería Inmigrante.

Al otro día mi primo entraba más tarde a trabajar, por lo que fuimos a comer a un típico lugar de Punta Arenas llamado Kiosco Roca, el cual queda en Pdte Julio A. Roca 875, y ofrece un menú diferente del resto: leche con plátano y la famosa pasta de chorizo. A pesar de lo rara de la mezcla y lo que uno piensa que puede hacer mal para el estómago, el local se llena. Yo no como chorizo por lo que solo pedí pan con queso y leche con plátano, bastante rico y distinto.

Nos llevaron al Parque Maria Behety y ellos se devolvieron a sus quehaceres, aquí se encuentran estatuas de animales extintos, con su historia y hay mucho espacio verde, se puede recorrer tranquilos, es gratuito, a la hora que llegamos (11 am) estaba vacío. Cuando pasamos por fuera el domingo en la tarde, estaba repleto con familias.

parque maria behety
Parque María Behety

Ese día fue más tranquilo, después del Parque recorrimos costanera, comimos en una pastelería mas barata que la del día anterior llamada KiosCaffe y queda entre las calles Carlos Biores e Ignacio Carrera Pinto. Luego fuimos al mirador caminando (20 minutos aprox) y retornamos a la casa tipo 3 pm

El sábado a las 4 pm nos fuimos con mi primo y su esposa hasta Laguna Parrillar a acampar. Cuesta 12.000 pesos chilenos la noche por espacio a ocupar más 2500 pesos la entrada cada uno, entre los 4 pagamos 22.000 pesos por un descuentos que ellos tenían. Es muy lindo y tranquilo, las personas van con las familias, hay espacio para poner las carpas, mesa y parrilla propia.

Laguna Parrillar
Laguna Parrillar

Retornamos el domingo tipo 5 pm, fuimos de pasada a conocer la mitad de Chile (contando el territorio antartico), llegamos a la casa, nos bañamos, comimos y nos fueron a dejar al aeropuerto para el retorno a Santiago a las 12 am 🙁

Hito mitad de Chile
Hito que marca la mitad de Chile partiendo desde el límite con Perú hasta el polo sur.

Sin duda estas vacaciones tuvieron de todas las emociones: tristeza, frustración, alegría y relajo. Pero sobre todo Enseñanza. Cuando a uno no le resultan las cosas lo primero que piensa es «porqué a mi», pero hay que saber sacarlo adelante, y cambiar el plan ya sea una, dos o tres veces si es necesario. No siempre saldrán las cosas como uno espera, pero no hay que amargarse, y eso lo aprendimos en este viaje.

Comparte este contenido en:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *