no deje rastro
Trekking/Montaña

No Deje Rastro (NDR)

En Chile y el mundo el senderismo es una actividad que atrae a miles de personas, es por esto que se adaptó el programa de No Deje Rastro, que es supervisado por la escuela NOLS en Estados Unidos.

El programa y manual de No Deje Rastro (NDR) tuvo sus inicios en Estados Unidos en el año 1987 oficialmente, ya que venían de varias décadas atrás teniendo una mayor demanda para el uso de áreas silvestres y el Servicio forestal de los Estados Unidos venía haciendo programas para regular que las visitas fueran de bajo impacto para el medio ambiente. Hasta el día de hoy la escuela NOLS tiene el control del programa.

En Chile y México empieza a funcionar el año 1992, en donde hasta la fecha se sigue implementando e incluso se realizan cursos para Maestros y Monitores de No Deje Rastro (NDR).

El programa se basa en 7 principios. Estos no son reglas, si no es educar con respecto al cuidado del medio ambiente y las áreas silvestres que cada día están más concurridas.

Principios de No Deje Rastro (NDR)
  1. Planifique y prepare su viaje con anticipación
  2. Viaje y acampe en superficies resistentes
  3. Disponga adecuadamente los desechos
  4. Respete la naturaleza y la vida silvestre
  5. Minimice el uso e impacto de fogatas
  6. Deje lo que encuentre
  7. Considere a otros visitantes

1.- Planifique y prepare su viaje con anticipación

Para facilitar la planificación de la salida, existe el método 3×3 el cual puedes ver de que se trata aquí.

Hablar de No Deje Rastro no solo se refiere a la basura que se pueda dejar en el lugar, si no también a reducir el impacto en nuestra salida. Es por esto que hay que tener en cuenta lo siguiente:

Informarse sobre el área a visitar

Así se puede maximizar la comodidad durante el viaje a la vez de colaborar con las prioridades de conservación del área y la reglamentación vigente.

Algunas consideraciones a tener en cuenta:

  • ¿Están permitidas las fogatas?
  • ¿Se requiere de un permiso para acampar?
  • ¿Se cobra la entrada?
  • ¿Cómo es el clima?
  • ¿Cuáles son los elementos más frágiles del área? Por ejemplo, ¿existe flora o fauna endémica o amenazada?
  • ¿Existen temporadas de clausuras, para respetar ceremonias culturales de la gente local, o para proteger a la fauna en épocas frágiles?

Si es posible, programar los viajes para evitar las temporadas cuando mucha gente visita el área.

Utilizar el equipo adecuado

Llevar el equipo adecuado minimiza la posibilidad de enfrentar situaciones de sobrevivencia donde uno tiene que priorizar la seguridad personal sobre la conservación del área. Además de llevar el vestuario de acuerdo al clima y cantidad de días que se realizará la actividad.

Reducir la basura que va a llevar

  • Dejar en casa la basura potencial, reducir el peso y el volumen de la mochila. Ejemplo: botellas de plástico desechable, mejor utilizar botellas reutilizables.
  • Reembolsar los alimentos en bolsas plásticas (las más comunes ziploc o silicona que duran mucho más), para así dejar los envases comerciales en casa. Las bolsas plásticas son más livianas y ocupan poco espacio al traerlas de regreso.
  • Tomar el tiempo para planificar las raciones de comida cuidadosamente para evitar otra fuente de basura: las sobras de comida.

Dominar las técnicas necesarias

Es importante adquirir información sobre el terreno por el cuál se transitará para asegurar que su grupo domina las técnicas indicadas y la condición física necesaria para enfrentar las exigencias del lugar en forma segura sin perjudicar el medio ambiente. Por ejemplo, si sabe utilizar un mapa y brújula, se vuelve innecesario marcar su ruta con montones de piedras o banderitas. Cada ambiente o actividad requiere de una destreza particular.

2.- Viaje y acampe en superficies resistentes

La aplicación de este segundo principio le permitirá reducir el daño a la vegetación y los suelos en su visita. Para esto va a depender de 2 tipos de áreas: áreas de alto uso y áreas menos frecuentadas.

Para áreas de alto uso se resume en:

  • Siempre transitar por el sendero marcado, NO crear sendero nuevo.
  • Acampar en lugares que ya no tiene vegetación y que se denominan lugares de sacrificio, en los cuales ya no va a crecer vegetación nueva y están «destinados» para eso. No acampe en zonas que exista vegetación.
  • Descansar en zonas amplias, con suelo compactado o donde hayan rocas que se puedan usar para sentarse.
  • No modificar el terreno, como por ejemplo evitar poner rocas alrededor de su carpa o romper vegetación o ramas para que su lugar de cocina sea más amplio.
  • Dejar tal como encontró el lugar, tanto como por su vegetación como por la basura. Limpie el lugar.

Para áreas menos frecuentadas:

  • Caminar en grupos pequeños cuando sea posible y por suelos inorgánicos (roca, arena, nieve o lechos de arroyo)
  • Caminar de forma de abanico en vez de hacer una fila, ya que así la vegetación será menos aplastada y tendrá más opciones de recomponerse.
  • Para pendientes caminar en zigzag y no linea recta.
  • Si va a acampar lo ideal es que sea en suelo inorgánico. Si es en vegetación sin daño que no sea por más de 2 días y distribuir actividades (cocina, dejar equipo, etc) para que el daño no sea en un solo lugar.
  • Dejar tal como encontró el lugar, borre todas las huellas de que alguien ocupó el sitio para así evitar que más gente lo utilice y empiece a ser un lugar de sacrificio.
  • Si ve que hay un lugar con restos de que fue usado NO lo use y borre las huellas.
  • Acampe lejos de las zonas de agua dulce (60 metros)
No deje ratro

3.- Disponga adecuadamente de los desechos

Lamentablemente a pesar de pensar que es obvio, no lo es, siempre uno se encuentra basura de alguien más. Este principio de no deje rastro se puede dividir en 2 partes: «Lo que lleve, regréselo» y «disponga de la manera más apropiada de los desechos que no pueda regresar».

Lo que lleve, regréselo

Va de la mano con el principio número 1:

  • Desde la casa racione su comida, así ahorra peso y basura.
  • Quitar el empaque de raciones de marcha, dulces y alimentos en general en la casa y pasarlos a bolsas reutilizables.
  • Regresar los desperdicios orgánicos: No sea la persona que dice: «es orgánico, se degrada rápido», por que NO, ya que primero: no es de un día para otro la degradación y segundo: esos desechos cambian la dieta de los animales, ya que no es propia de ese ecosistema, y le puede hacer mal si el animal se lo come.
  • Además se acostumbran a la presencia humana, lo que hace que dejen de cazar y afectará al ciclo natural de las cosas. Sin contar que pueden ser molestos para nosotros mismos.
  • Para recuperar los sobrantes de comida utilizar un colador de malla fina y llevar de vuelta. Para las aguas grises: Cuando lave los platos colar las aguas grises, depositando los residuos en una bolsa plática y luego esparcir el agua colada en un área grande (lejos de la fuente de agua).
  • Se debe traer de regreso las colillas de cigarro, pues de colilla en colilla se puede hacer del bosque un enorme cenicero.
  • Evitar quemar o enterrar desperdicios. Las fogatas no consumen o queman totalmente los alimentos por lo cual este es un método ineficaz de disponer de ellos. El enterrar los desperdicios puede llamar la atención de animales que escarban y termina esparcido por toda el área.

 Disponga de la manera más apropiada de los desechos que no pueda regresar

El agua es la más importante en este caso ya que es clave para la salud y la salubridad de un ecosistema. Es por esto que hay que tener las siguientes precauciones para no contaminarla:

  • Acampar a más de 60 metros de una fuente de agua. No contaminarla con residuos.
  • El lavado de ropa y utensilios se debe realizar a esa distancia. Para ello recoja agua en bidones u ollas y transportarlas al lugar de lavado, lejos de la fuente de agua.
  • Para el aseo personal usar jabón biodegradable y bañarse lejos de la fuente de agua.
  • Para el caso de los utensilios de cocina no es necesario lavar con detergente, el agua caliente es suficiente. Se puede agregar unas gotas de cloro para evitar la proliferación de bacterias que producen enfermedades gastrointestinales.

Para los desechos humanos:

  • Si existe un baño o letrina, úselo. Así se concentran lo desechos en un solo lugar para aislarlos del sistema. No bote residuos, ni envases ni basura propia.
  • Si no se está a más de 2500-3000 metros de altitud, se puede recurrir al hoyo de gato, que es cavar un agujero de mínimo 20 cm de profundidad, ojalá en tierra orgánica para ayudar a la descomposición, lejos del agua, camino o campamento. Tras ocuparlo tapar el hoyo con la tierra que se quitó, y se puede poner unas hojas para facilitar la descomposición.
  • Si se va en grupo varios días, se puede hacer una letrina común. Cavar hasta unos 30 cm de profundidad y a lo largo de lo que se requiera, dejando la tierra en los bordes. Al momento de usarla se va tapando esa parte con la tierra. Cuando se retiren del lugar, revisar que quede bien tapada y disimular el lugar con hojas y ramas.
  • Las toallas femeninas SIEMPRE van de regreso. Para el papel higiénico si tiene experiencia puede usar hojas, nieve o piedras, en caso de no poseer conocimiento y usa papel higiénico siempre llevarlo con usted de regreso. Puede usar aspirinas en la bolsa que los transporte para controlar los malos olores.
  • En cuanto a la orina, es prácticamente estéril y tiene poco efecto sobre la vegetación, suelos o fuentes de agua. Sin embargo en ambientes que carecen de sales, la orina puede atraer la atención de animales, por lo que se recomienda esparcirla en un área amplia y evitar así los malos olores (de todos modos es recomendable que orinen a 60 metros de distancia de las fuente de agua).

También te puede interesar: Planifica tu viaje, método 3×3

4.- Respete la naturaleza y la vida silvestre

Es responsabilidad de todos que las áreas silvestres sigan siendo un espacio para que la naturaleza se desarrolle sin interferencias.

Es por esto que lo principal para respetar a la vida silvestre es:

  • Respetar los corredores de los animales, sea silencioso, NO los intente perseguir, atraerlos o alimentarlos y menos tocar o atrapar, es muy riesgoso.
  • Para observar la fauna silvestre camine sin hacer ruidos y manténgase alejado. Puede tener unos binoculares o una cámara con zoom y con ello disfrutarlos y fotografiarlos.
  • No alimente a los animales ya que les provoca cambios en su comportamiento y por ende resulta en alteraciones de su dieta natural. Proteger la fauna silvestre almacenando su alimento y basura en forma segura donde los animales no lo puedan alcanzar.
  • No matar los animales a menos que tenga un permiso autorizado para cazar esa especie. El matar animales tales como las culebras y las lagartijas, por gusto o por miedo, rompe el delicado balance ecológico del lugar. Si va a cazar o pescar obedezca todas las reglas locales que controlan estas actividades.
  • Considerar las necesidades básicas de la fauna silvestre: facilitando el acceso libre a las fuentes de agua para dejar un espacio de amortiguamiento entre tus actividades y las fuentes de agua. Así la fauna tendrá el espacio necesario para sentirse seguro.
  • Evite llevar a su perro, ya que siente el deseo de perseguir a los animales que huyen e incluso los animales salvajes pueden contraer la tiña.
  • El lavado y la disposición de deshechos humanos deben ser realizados con cuidado para no contaminar el ambiente y para evitar daño a animales y fauna acuática. 
  • No introducir platos, ropa, ni cuerpos sucios en una fuente de agua. Protegerlas cuando pesque (no matar aves o mamíferos pequeños para usarlo de carnada)
  • No usar blanqueadores, químicos o dinamita para pescar.
  • Proteja las especies en peligro de extinción. No compre objetos hechos de animal, ni compre animales «exóticos».
No deje rastro

5.- Minimice el uso e impacto de fogatas.

Lamentablemente la sobreutilización de la madera ha causado un daño irreparable en muchos lugares. Hoy los anafes o cocinillas son livianos , económicos y proveen de un rápido, limpio y práctico modo de cocinar. Es por ello que en el programa No deje rastro recomendamos viajar con una cocinilla  y combustible suficiente para evitar fogatas.

Si por cualquier razón decide hacer fuego, tome en cuenta lo siguiente:

  • Recoja solo madera muerta y tirada en el suelo.
  • Evite romper ramas de los árboles.
  • No rompa leña que no va a utilizar.
  • Recoja leña en un área amplia; no deje sitios sin leña.
  • No haga fogatas cerca de rocas que luego quedará como hollín.
  • No queme suelo orgánico; haga su fogata sobre suelo inorgánico.
  • Queme todas las cenizas hasta que estén blancas.
  • Evite dejar leña quemada.
  • No deje rastro de la fogata cuando se retire.
  • Apague el fuego cuando tenga que partir.

Pregúntese si de verdad necesita hacer fuego. El llevar consigo un abrigo, una capa impermeable y una estufa de acampar liviana eliminará la necesidad de hacer fuego.

No deje rastro

6.-Deje lo que encuentre

Dejar el sitio que visitamos limpio y mejor de como lo encontramos para que otros también lo disfruten, es materia de principios para todos aquellos que sentimos respeto y admiración por el mundo natural. Deje todo como lo encontró:

  • Minimice las alteraciones al lugar. Evite: cavar trincheras para acomodar la carpa, construir mesas, sillas o hacer alteraciones rústicas al lugar.
  • En los lugares prístinos (de bajo impacto) haga una nota mental de como lo encontró. Si mueve ramas u hojas déjelas en su lugar al momento de irse.
  • Evite dañar arboles y plantas vivas.
  • Deje las flores u otros objetos naturales.
  • No se lleve a casa recursos naturales, respete el entorno del lugar.
  • Evite hacer construcciones en los sitios de campamentos.
  • Deje su campamento limpio para que otros lo puedan usar.
  • No destruya o deteriore estructuras históricas o remueva artefactos arqueológicos (no se los lleve de recuerdos).

7.- Considere a otros visitantes.

El aumento de visitantes en áreas silvestres altera el medio y nuestra experiencia en él. Los distintos medios para disfrutar de la naturaleza trae conflictos entre los usuarios, es por ellos que este principio nos ayuda a  pensar como mejorar nuestra experiencia y la de otros, teniendo en cuenta que debemos cuidar nuestras áreas silvestres.

  • Infórmese sobre las normativas de las mascotas.
  • Sea respetuoso con los encargados de áreas silvestres y con los dueños de los terrenos.
  • Sea cortes con otros visitantes.
  • Mantenga sus ruidos al mínimo.
  • Privilegie escuchar los sonidos naturales y trate de no llevar elementos sonoros como radio, t.v, parlantes.
  • Deje los portones de los campos como los encuentra.
  • Respete a otros visitantes y proteja la calidad de su experiencia.
  • Tome descansos fuera y lejos del sendero
  • Cuando se encuentre con caballos en el sendero, colóquese en el lado mas bajo.

Fuente: Intenté resumir lo más posible del manual en Chile de No Deje Rastro. Para más detalle y el programa completo en los siguientes link:

http://naturatravel.cl/manual_no_deje_rastros.pdf

Comparte este contenido en:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *